sábado, 4 de abril de 2015

El acondicionador que me salvó las vacaciones: Herbal Essences al desnudo

Necesitaba llevar pocas cosas para el pelo, y me puse a pensar qué cosas llevar para un viaje que iba a hacer. No tenía, por el momento, un acondicionador preferido, uno que me dejara siempre bien el pelo, pero fui a comprar uno nuevo y el que quería no estaba. Pero vi este, el Herban Essences al desnudo. Había leído sólo dos reviews que decían que era bueno, así que me arriesgué y lo compré, lo llevé al viaje sin siquiera haberlo probado pero esperando que sirviera porque era el único que me llevé.

Yo tengo una cosa con los acondicionadores baratos. Por lo general me dejan bien el pelo PERO siempre suelen dejarmelo muy pesado también. Me pasa mucho con los acondicionadores de pantene, o sedal: sí, me dejan el pelo suave, sí, el pelo me brilla, pero el pelo se me ensucia muy rápido y lo siento pesaaaado y aplastado.

Sin embargo este acondicionador fue muy diferente. Supuestamente es más "natural" porque no tiene parabenos ni colorantes (en realidad en cosas para el pelo eso no me preocupa demasiado). Tiene una fragancia a menta, para mi, a sugus de menta, pero sólo se siente mientras el pelo está húmedo.
 La consistencia, cremosa como todos los acondicionadores de la marca.




Los resultados me sorprendieron y mucho. El acondicionador se concentra en el brillo, tal como lo promete, "potencia el brillo natural". Mi pelo quedaba brillando al nivel de como me brilla cuando uso una mascarilla, por ejemplo. Me lo dejaba bastante suave también, pero lo que destacaba era el brillo. Las puntas más dañadas necesitaban algo más hidratante, pero el resto del pelo se lo bancaba bien. Por su consistencia cremosa me resultaba bastante fácil desenredarme el pelo, aunque por lo general tenía que usar bastante cantidad de producto.
 Lo mejor es que me dejó el pelo livianísimo, supongo que por su fórmula con pocas siliconas. Me lavaba el pelo todos los días y me ponía este acondicionador y era perfecto, no necesitaba nada más. Ninguno de mis otros acondicionadores, a pesar de ser mucho más caros, me dejaba tanto brillo.
Luego de usarlo 10 días seguidos, llegó un punto en que mi pelo necesitaba algo más heavy, y ahí usé una mascarilla. Tal vez mi pelo sintió un poco la falta de hidratación, que no es el punto fuerte de este acondicionador porque no es su función, pero para un pelo tan seco como el mío, realmente me lo dejaba muy bien.
Este acondicionador para usarlo todos los días es perfecto, porque no deja el pelo pesado y lo deja muy brillante pero de vez en cuando hay que alternarlo con algún baño de crema o tal vez un acondicionador más hidratante.

Resumiendo:

  • Es un excelente acondicionador
  • muy barato (cerca de $30)
  •  deja el pelo muy brillante pero no es muy hidratante. Tengo entendido que hay dos versiones, una para brillo (la que tengo yo) y otra hidratante. Teniendo en cuenta que la función específica del mío es el brillo, no me puedo quejar. Quizás en otra oportunidad pruebe el hidratante. De todas formas, el acondicionador para el brillo no está indicado específicamente para pelos secos-dañados como es el mío, así que todo lo que promete lo cumple, sin engaños.